Carolina Núñez | .
1128
post-template-default,single,single-post,postid-1128,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

.

.

 

Sin duda, son días lectivos.

En ellos se trabaja, entre otros muchos objetivos, la gran asignatura de la Autonomía Personal. La capacidad  de poder pensar por tí mismo, poder tomar decisiones y gestionarlas.

Muchos padres y madres (“p/madres” en adelante) dudan de si las convivencias son algo necesario e incluso sufren al tomar la decisión.

Hemos de tener presente que para muchos niñ@s las convivencias serán la primera vez que duermen fuera de casa, sin sus p/madres.

En el momento de proponer a unos p/madres unas convivencias es fundamental que estos entiendan la conveniencia de la separación puntual de sus hij@s. La relevancia que tiene a nivel de autonomía-seguridad-autoestima. Además de informarles de que realmente a nivel evolutivo a los 6 años l@s niñ@s están preparados. Esta información da confianza a los p/madres.

Confianza-seguridad que han de transmitir a  sus hij@s a la hora de hablar de las convivencias.

Confianza… ilusión, motivación.

Si los p/madres no están convencidos raramente lo estarán l@s niñ@s.

Pero seamos coherentes, la separación se tendría que trabajar previamente. Lo ideal es que el/la  niñ@ pueda estar a ratos sin sus p/madres (con los abuelos, los padres de unos amigos, un/a canguro…) y que las convivencias no sean la primera vez que l@s niñ@s duermen sin sus p/madres sino practicar antes durmiendo en casa de algún familiar, algún amiguito… La autonomía no se adquiere de golpe. No cumples años y zas! eres autónomo. Sino que se va adquiriendo con el tiempo, gradualmente, realizando pequeñas aproximaciones (ej. ir a dormir con los abuelos) a la meta final (ej. ir de colonias).

Um… y hablemos claro se trata de la vivencia de la separación que hacen l@s niñ@s de los p/madres y de la vivencia de la separación que hacen los p/madres de sus hij@s. Se trata de gestionar tanto adultos como niñ@s las emociones (Autonomía emocional). Y cabe decir, que a menudo lo pasan peor los p/madres que l@s niñ@s, hasta el punto de que a veces son l@s niñ@s quienes “tranquilizan” a sus p/madres.

Las convivencias son además un momento idóneo para trabajar/practicar la responsabilidad y gestión del material propio preparando la mochila. Cierto es que l@s niñ@s necesitan ayuda pero en función de la edad y madurez del/a niñ@ a veces esa ayuda puede ser simplemente supervisión.

Con 5-6 años l@s niñ@s pueden aprender qué/cómo escoger la ropa (ej. en función de la previsión del tiempo mirándola con p/mamá en su móvil, de las actividades que realizarán en las colonias tal como les han explicado en el colegio…) responsabilizándose del proceso. El p/madre no debería hacer la mochila y el/la niñ@ ayudar sino que el NIÑ@ HA DE HACER SU mochila y saber él/ella qué lleva y dónde lo lleva. Obviamente dependiendo de la madurez del/la niñ@. Recordemos que por ejemplo hay niñ@s de 6 años que parecen que sean más pequeñ@s y otr@s más mayores a su edad cronológica.

Todo esto está relacionado con el ir aprendiendo a digerir/gestionar pequeñas frustraciones. Os pongo un ejemplo. Si el niño se olvida de llevar algo al colegio los p/madres no se lo deberían llevar corriendo. Ésta es la consigna en muchos colegios que enseñan la tolerancia a la frustración y la autogestión de forma colaborativa con los p/madres. Pero cuidado… “¿quién se lo ha olvidado?” ¿el/la niñ@? ¿Lo ha preparado él/ella o el/la p/madre? Si lo ha preparado el adulto el peque puede decir “mamá no he podido hacer piscina porque TE has olvidado de poner las zapatillas en la bolsa!!” Y disculpadme pero el/la niñ@ tendría razón.

Um… pensemos en el futuro… en nuestr@ hij@ adolescente… Como dicen las abuelas “el tiempo pasa muuuy rápido” y los p/madres deberíamos sembrar en la infancia para sobrevivir mejor la gripe de la adolescencia y recoger frutos posteriormente.

Así pues la idea es que el/a niñ@ se prepare su mochila y el p/madre GUIE, SUPERVISE, FELICITE, motive, refuerce su autoestima y el/la niñ@ cada vez se irá sintiendo más autónom@ y capaz. Además cuando se encuentre sin p/madres en las convivencias sabrá de primerísima mano dónde y cómo son sus cosas.

Pero que nadie se agobie. Con l@s niñ@s hemos de garantizar el éxito con lo cual, como ya hemos dicho, mejor primero practicar. ¿Cómo? Por ejemplo con la mochila de extraescolares o la educación física. Se pueden hacer  “checklists” divertidas y funcionales (ver fotos) y posteriormente una vez acostumbrados a la metodología hacer él/ella mism@ su mochila de convis!!!

                            

 

No olvidemos una cosa, el/la niñ@ que aprende a prepararse la mochila de fútbol, que sabe dónde tiene su juguete preferido, etc.  será un/a alumn@ que sabrá donde tiene la agenda, que con mayor facilidad para prepararse la mochila con los deberes y el material académico, para ser organizado y finalmente exitoso en los estudios!!!!

Con lo cual volvamos a plantear la pregunta: Las convivencias ¿son vacaciones o días lectivos?

No Comments

Post A Comment

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar